FELICIDADES

Andalucía es, para mí, un lugar del mundo. No es mi patria, ni mi amor, ni mi obsesión. Pero soy un hombre cariñoso y aunque no quedaron vestigios de cómo fue mi cuna —soy tan viejo que en aquellos tiempos solo habría daguerrotipos— es seguro que nací aquí y, por lo tanto, quiero a Andalucía porque en parte cubre un hueco en mi memoria y le da forma a esa primera camita que no sé cómo fue.

La bandera blanca y verde me emociona, pero relativamente. Soy una persona muy respetuosa con los símbolos y la mezcla de esos dos colores es sugestiva y yo diría que bastante hermosa: el blanco siempre es pureza —una pureza fría eso si es verdad también— y el verde me recuerda a las plantas frescas que debían seguir cubriendo estas tierras de punta a punta si la maldita y soez insolidaridad no lo impidiera. Cuando veo u oigo al novelista —no seré yo quien lea una novela suya— José Luis Sampedro decir las estupideces progres que un anciano debiera medir, tasar y retener dentro… se me hiela la sangre. Yo tuve que estudiarme su manual de Estructura Económica, y después otros de otros que fueron sus alumnos. Este viejo nos engañó: ni Joaquín Costa, ni Lucas Mallada ni José Cadalso decían la verdad. Ellos nos enseñaron que Andalucía sin agua y sin cultura nunca despegaría del suelo como en su torpe vuelo la gallina.

Estas líneas no son un tractatus sino una felicitación a los andaluces: cuando mañana, en Sevilla, canten algunos el Himno de Andalucía deberían recordar que están pisando una loseta de arcilla refractaria, seca y sin la belleza académica de un azulejo moro o de un mármol romano. Relee, por favor, más arriba: he dicho soez insolidaridad. Desde hace unos meses oigo a cierto político —más ambiguo que un caracol y más sibarita que el hotel madrileño donde reside— injuriar a los sufridos trabajadores andaluces. Y yo me acuerdo de mis vecinos del pueblo que, emigrando, hicieron Cornellá y otros pueblos que no me acuerdo. Copio directamente de Wikipedia en español (a quien le corresponden todos los derechos que marque la Ley) la lista de ciudadanos ilustres de esa villa del Bajo Llobregat en la que se dejaron el pellejo. Es esta:

El atleta Reyes Estévez. Enric Masip, ex-jugador de Balonmano del FC Barcelona y de la selección española. El grupo musical Estopa formado por: David Muñoz Calvo y José Manuel Muñoz Calvo. Ruben Miño, jugador del FC Barcelona Atletic y de la seleccion española sub-21. El grupo musical La Banda Trapera del Río. El guitarrista flamenco Juan Gómez “Chicuelo”. El locutor de radio y presentador de TV Tony Aguilar. El guionista y subdirector del programa Buenafuente de La Sexta, Jordi Évole, conocido popularmente como El Follonero por su personaje en este programa. José Montilla, ex presidente de la Generalidad de Cataluña desde 2006, fue anteriormente ministro de Industria y alcalde de Cornellá de Llobregat (1985-2004). El cantante Ricardo Gabarre (Junco). El ex-diskjockey, ex-locutor de radio y Director Artístico de Vale Music, Quique Tejada. Adrián Rodríguez, actor y cantante español. Ramon Muntaner i Torruella, cantautor catalán y presidente de SGAE. Joan Tardà i Coma, profesor, político y diputado en el congreso. Óscar Nebreda, historietista y editor de El Jueves. Marina Salas, actriz de El Barco. Paco Pérez “El Pérez” Guitarrista flamenco y personaje polifacético.

Cualquier comentario sobra.

¿Y los hijos ilustres de Andalucía de este año quiénes son? Pues estos: Luis Gordillo, pintor; Josefina Molina, cineasta; Florencio Aguilera, pintor; Rafael Álvarez ‘ El Brujo’, actor; Adelaida de la Calle, rectora de la Universidad de Málaga; José Fernández Ortega, general de la Guardia Civil; José Luis García-Pérez, investigador biomédico; Francisca García Ramírez, empresaria ganadera; Juan Ramón Guillén, empresario oleícola; Inmaculada Montalbán, magistrada; Antonio Pérez Lao, presidente de Cajamar; Miguel Poveda, cantaor flamenco y Concepción Yoldi, presidenta de la Fundación Persan.

Efectivamente, no estamos ninguno de nosotros en la relación. No somos nadie: ni pintores, ni cineastas, ni actores, ni generales, ni investigadores de células madre, ni tenemos almazara, ni estrado ni toga ni puñetas, y solo pagamos recibos en la Caja de Ahorros.

Me duele extremadamente la medalla que le dan a doña Adelaida (que trabajó ¡un curso! en la universidad de Ulm). Es el prototipo de la mujer entociná, que se le saltan las costuras de engreimiento pues se considera la rectora del buen rollito. Madrileña ella, siempre me ha quitado el sueño pensar cuándo hace sus investigaciones sobre biología celular: ¿mientras anda de periplo por las televisiones dándose un pisto indecente o mientras se tumba al generoso sol que la broncea? Ay, dice la Junta de Andalucía en su breve y patética biografía de la galardonada que colabora con el Instituto Pasteur (yo también, cuando me pongo la vacuna de la gripe) y con el Karolinska de Estocolmo que debe ser como el corral de la Pacheca, pero helado. No consta relación alguna de doña Adelaida (qué tierna es, qué entrañable) con la Universidad de Northumbria (Reino Unido) que le dio un doctorado honoris causa a Bibiana Aído, alumna que fue durante unos meses de esa pequeña y desconocida institución que (comprobado por mí viendo la programación de actos en su página web) no tenía ni la menor idea a principio de curso de que en julio concedería dicho “premio”. Allí hizo un “master”, pero no en lexicografía ni en peculiaridades del clítoris sino en eso tan mollar y tan cultivado que es “Negocios”.

Yo no voy a aprender nunca. Todos los años miro con expectación esa lista confiando en ver alguien conocido por mí.  Aunque fuera yo mismo.

Por cierto, VIVA ANDALUCÍA.

Anuncios

2 comentarios to “FELICIDADES”

  1. Landahaluts Says:

    Esa lista está confeccionada por una Junta, sostenida a su vez por un partido que se han enquistado en todos y cada uno de los órganos de Andalucía. Esa lista está confecionada por una Junta con criterio de ser “políticamente correcta”, agradecida, sumisa al poder de la “Capitá” y carente del más mínimo sentimiento de orgullo, no ya como patria o de nación, sino de región periférica de ultramar.
    Muchos defectos tiene esta Andalucía que, cada uno, quiere en mayor o menor medida. Y uno de ellos es el gobierno que la administra y el partido que la sustenta.
    Lo malo, lo triste, es que la alternativa no parece mucho mejor.
    Más nos valdría integrarnos como provincia en la Comunidad Autónoma de Madris: más realista y cercano a la forma de actuar de muchos.

    Saludos. Y ¡Viva Andalucía!… ¡Libre!!!

  2. El temido (por su bravura) Says:

    Nunca he sido partidario de este tipo de celebraciones (a lo mejor porque no me han dado ningún premio); ya comenté personalmente, que me avergüenzan esos actos cateteriles de trajes y banderas, mientras otras comunidades celebran su día insultando a los políticos, corriendo ante los azules, o rompiendo los cristales de McDonald’s. Y peor lo de los colegios, donde debía imperar un laicismo político total; si por mí fuera, ni una bandera ni un himno en un colegio. Como decía aquél, mi patria mis zapatos.
    Delenda est Britannia. Lector salutatus.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: