Mi Cadillac ELDORADO Biarritz (1959)

Ya es mío. Ya ha llegado. Ya puedo soñar con dar ese frenazo de escándalo y que la suspensión del coche deje asombrados a los que me rodean al quedarse la carrocería vibrando, balanceándose tiernamente como un flan chino elástico y dulce, como en las películas que veíamos de chicos y que nos dejaban con la boca abierta…

El sol y el aire broncearán mi cara y mis brazos cuando pasee en este descapotable. Por supuesto estrenaré el panamá que me trajeron de Panamá.

Y en la radio sonará Rum and CocaCola por las Andrews Sisters, que es una canción maravillosa…

Dentro de pocos días espero llevar al desguace mi coche con dieciocho años, lleno de abolladuras y con los asientos reventados saltándosele la esponjilla del relleno. Me dará mucha lástima pero como dicen las abuelas ante una defunción —esto más bien es un asesinato por encargo alla maniera mafiosa— es “ley de vida”. Ya solo —nada y más y nada menos— conduciré mi Cadillac.

Anuncios

Una respuesta to “Mi Cadillac ELDORADO Biarritz (1959)”

  1. landahlauts Says:

    Mi coche tiene catorce años y no está tan deteriorado, no tiene reventados los asientos y sólo tiene un pequeño bollo. Dejé sin reparar ese bollo adrede, para que no se me olvide de nuevo que debo evitar aparcar cerca de un gilipollas (disculpe mi expresión soez pero, le aseguro que si conociera a la persona en cuestión.. “gilipolas” le parecería un adjetivo casi cariñoso).

    ¿Un cadillac? ¿Y rosa? ¡¡NO!! Queremos un respaldo gráfico a esta entrada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: