“Vayamos por partes” (dijo Jack El Destripador)

Casi todo se va solucionando de una manera fortuita siguiendo un ritmo propio. Ya graba el DVD. Ya tengo en el armario unos pantalones nuevos. Ya descansa en paz el mueblecito de bricolaje que compré para poner encima la televisión. Quizás sea la mejor estrategia ante la vida: darle tiempo a los hados, dejar que se desperecen y en cuanto que reparen en nosotros, con un movimiento misericordioso de sus manos todo se habrá arreglado.

Cuando yo abrí la caja de cartón que pesaba lo que no está en los escritos y saqué el folleto explicativo para montar el mueblecito se me vino el mundo al suelo. En una bolsa de plástico transparente había mil piezas metálicas distintas y una balda de cristal que inmediatamente aparté y puse en lugar sagrado. Con los ojos vidriosos apenas pude leer que solo hacía falta un destornillador y un martillo para el montaje. Suspiré porque ambas cosas constituyen mi único patrimonio en lo tocante a las herramientas. Pero no me fiaba. Lo que más mala espina me daba era ver las ruedas que se atornillaban cuatro veces cada una. Mi experiencia —que es cortísima y decepcionante a la vez— me decía que yo no tengo fuerza en las manos, ni habilidad, para hincar dieciséis tornillos. Paciencia, tampoco. Sobre todo por temor a perder uno o estropear la madera. Además, poner las cuatro ruedas equidistantes era algo condenado al fracaso de antemano por mucha regla Faber-Castell que le echara al asunto. Se quedaría coja. Pero había que seguir y aceptar lo inevitable.

Todo iba relativamente bien hasta que descubrí que en el lateral, cada tablero tenía una letra adherida. Naturalmente así como la tostada siempre cae al suelo por el lado más pringoso y siempre abrimos la caja de la medicina por el lado contrario al correcto… yo estaba subvirtiendo el orden mundial: la tabla de abajo era la “D” (y yo la tenía arriba) mientras que la tabla “A” había cambiado de hemisferio. Invoqué a Newton, Magallanes y Elcano. El mundo volvió a tener el polo norte en el norte.

Con tan buen ánimo como he descrito y utilizando la chapa metálica de las ruedas como plantilla, pasé un rotulador de punta fina por los agujeros y pinté cuatro patéticos puntos en la cara inferior del tablero de abajo felicitándome por tan ingeniosa estratagema. Entonces, con gran desgaste moral, descubrí que el fabricante precavido había hecho unos casi imperceptibles pre taladros, unas muescas guía, para auxilio de torpes. Bastaba colocar la chapa de la rueda sobre la madera, meter el tornillo en su agujero, dar un ligero martillazo haciendo coincidir la punta con la muesca… y atornillar. Era fácil, y yo no tengo las manos grandes ni los dedos gordos, pero el espacio era mínimo y me di varios golpes que me hicieron daño.

¿Qué se puede decir cuando el destornillador ha perdido la punta? Algo que rime con Logroño, por ejemplo coño. No, no he dicho ni sugerido que se le partiera, no. Sino que no aparecía la punta. Solución: estaba imantada y se había quedado pegada al penúltimo herraje que había puesto.

Al final, y por no cansar al lector y menos a la lectora, añadiré que como en el caso del triunfo paellero, aquí la victoria fue total.

[Me duele un poco la mano derecha del pomo del destornillador, pero vaya, eso no es nada para los que tuvimos el honor y el privilegio de hacer la Guerra. La del Catorce, claro está.]

Anuncios

Una respuesta to ““Vayamos por partes” (dijo Jack El Destripador)”

  1. El temido (por su bravura) Says:

    El experto Jack, le hubiera dicho que no todas las partes son iguales, y ese tipo de tornillos (redondos que y que se anclan con un giro), son de los inventos más diabólicos que existen; una vez colocados, te vuelves loco para sacarlos; como te pases un pelo, vuelve a coger la espiga metálica y la has liado pero bien.
    No es lo mismo, un trozo de oreja que uno de rabadilla (Jack).
    Delenda est Britannia. Lector salutatus.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: