rastros del pasado

     agujadedalLo verdaderamente terrible, lo que nunca me perdonaré es que ahora yo guarde esa aguja de crochet —lo del dedal de plata es otra historia— como una reliquia y que en cambio cuando mi madre la usaba yo me entretuviera en hacer de ella un pincho o el palo de un tambor. Desde que tuve la suerte desgraciada —o la desgracia afortunada— de conocer el amor hace un par de veranos ya, he cambiado mucho y nadie de mi entorno lo ha notado. Puesto que la vida me quitó la posibilidad de ser querido y me dio el amargo veneno de seguir queriendo yo tanto, casi sin darme cuenta… cada día que pasa voy queriendo menos a lo demás y a lo que quise antes y me estoy desprendiendo de casi todo.

     Pero esta aguja de crochet que le hizo mi tío Juan a su hermana estará siempre conmigo. Con ella mi madre tejió calcetines para los muñecos, pañitos y puntillas de encaje que remataban los filos de vestimentas femeninas. Y confeccionó colchas compuestas de mil piezas y redondelitos. Siempre he sido un ferviente admirador de las habilidades ajenas y he seguido con atención desde la soldadura de una tubería —llama azulada maloliente y ruidosa salida del soplete misterioso que el fontanero encendía con su mechero mientras doblaba el plomo y refregaba el brillante estaño— hasta la limpieza de un lenguado en la pescadería, pasando por la belleza de unas manos femeninas cosiendo botones, pelando patatas casi sin robarle carne al tubérculo o escribiendo en una pizarra. Las cosas pequeñas, las tareas marginales, nunca son alabadas por nadie y no pasarán a los anales de las historia. “Anal” es historia. “Talar” es hasta los talones. Por eso tiene gracia (?) oír en la asquerosa televisión “una túnica talar hasta los talones”. O “Baja para abajo”. O “Sube para arriba”. O “preveer” en vez de prever. O “convois” en vez de convoyes. O “israelís” en vez de israelíes.

     Aunque hacer un puente sea algo maravilloso. Aunque salvar una vida humana en un quirófano sea algo impresionante. Aunque pintar un cuadro o esculpir una bella escultura o componer la más extraordinaria de las músicas sean cosas sublimes… yo seguiré admirando —también— la aguja de hacer crochet de mi madre.

·LectoriSalutem·

Nota.- Sean bienvenidos todos los viajeros que ya no podrán hablar mal de los británicos. Ya contarán.

Anuncios

2 comentarios to “rastros del pasado”

  1. El temido (por su bravura) Says:

    Lamento contradecirte en varias cuestiones (la fundamental la última). En primer lugar, tuve la suerte de estudiar en la Facultad de Filosofía y Letras, una asignatura llamada Historia Social, que trataba precisamente de “aquellas pequeñas cosas, que nos dejó un tiempo de rosas…”, y aspectos de la vida cotidiana de los siglos XIX y XX (D. Miguel lo llamaba intrahistoria), o sea que sí se le da importancia. Mi madre era muy aficionada a hacer crochet, y lo sigue haciendo cuando puede. Cada uno de los que nos casamos, tenemos la consabida colcha que nunca hemos puesto en la cama. O sea, que sí, que sí pasarán a los anales de la historia.
    En segundo lugar, y como barbaridades escuchamos (y oimos), todos, dejar constancia de la más gorda que soltaron en un noticiario de Antena 3: APARECE EN UN CONTENEDOR, LA CABEZA DECAPITADA DE UN HOMBRE. No merece ni analizarla (ni la cabeza, ya que está decapitada, ni la frase).
    Por último, declarar públicamente, que aunque visite tierra enemiga, no voy a cambiar un ápice mi opinión. Todos los britanos deberían estar como Nelson, en lo alto de una columna, rodeado de leones (por si se les ocurre bajar), y sin comer ni beber.
    Delenda est Britannia. Lector salutatus.

  2. José Andrés Says:

    ¿Qué eso del amor hace dos veranos? ¡Qué callado te lo tenías!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: