Primer plato y postre (lo demás no cuenta)

tnb

     La Nochevieja ya tiene número en la peluquería y el vestido de fiesta está en su bolsa de la tintorería colgado dentro del armario; al Año Nuevo se le oye gatear por el pasillo que forman estos últimos días de diciembre. Tengo una pizarra de las que se borran con la mano donde anoto cosas urgentes, el menú del día o alguna cosa anecdótica leída o quizás escuchada por la radio y que quiero tener muy presente. Por ejemplo, esta frase: No somos responsables de la cara que tenemos, pero sí de la que ponemos”. Antes de que se me olvide, te cuento la última que borré: “Se empieza matando a una vieja y se termina faltando a la misa dominical”.

     Por lo visto, a las personas que no celebramos la Navidad se nos exige subir de inmediato al trineo con todos los demás, brindar con ese aguachirri que sabe a corcho llamado por los cursis “cava” y teñirnos las mejillas de rojo carmesí pues, ya que no la sentimos, al menos debemos aparentar que estamos nadando en la alegría oficial. Por no desentonar, vaya, de la epidemia de honda ternura que infecta a toda la gente normal.

     Hay quien se reconcilia con su conciencia y saca el uniforme de boy scout poniendo un mensaje por el móvil, escribiendo una tarjeta preciosa o haciendo una llamada telefónica en la que repiten lo mismo año tras año y que tiene, como las buenas sinfonías, cuatro movimientos: un andante de tanteo —cómo estás, no hay quién te vea, siempre hubo clases, qué perdido estás, qué caro te vendes— por si hubiera un drama o alguna tragedia al otro lado del teléfono; un allegro ma non troppo sigue al anterior pasaje: nostalgias de tiempos pasados mezclados con éxitos actuales para crucificar al oyente y casi siempre incluye el despellejar a alguien; el tercer movimiento suele desarrollarse scherzandoanda si tú tienes que estar cuajao de dinero, el buey solo bien se lame— y preparando la huida a la vista de lo rápido que corren los minutos y el coste de la llamada se va agrandando. Finaliza la sinfonía —la llamada de felicitación— con dos sub-secciones: a) hijo a ver si en este año que entra nos tomamos un café, que invito yo ¿eh? b) Lo importante es la salud, yo tampoco tengo gana de fiestas, si por mí fuera… pero están los niños, que son chicos todavía, y por X [póngase aquí el nombre del varón o hembra al que se le quiere echar la culpa: esposa, esposo, madre viuda, padre viudo, tita viuda, tita solterona, hermano solterón, hermana solterona y demás estados lamentables y heredables].

     Mi bien amado Emil Cioran, escribió algo estremecedor en Cahiers, su última obra publicada (Gallimard, París, 1997) y que hago mío:

 

« J’écrirai sur ma porte :

Toute visite est une agression.

ou

N’entrez pas, soyez charitable.

ou

Tout visage me dérange.

ou

Je n’y suis jamais.

ou

Maudit soit qui sonne.

ou

Je ne connais personne.

ou

Fou dangereux. »

 

     Perdón ¿que no sabes Francés ? Bueno, hoy en día todo el mundo sabe Inglés y pagan por recibir clases de un idioma que nunca o rara vez utilizarán. En cambio nadie paga para recibir clases de Español, a pesar de lo mal que lo hablan (y lo escriben) y de ser esencial para su vida. Bueno ahí va una traducción macarrónica y un tanto sui generis a ver si te gusta:

 

Ay, coño/cojones, si por mí fuera escribiría en la puerta del piso:

Toda visita es una agresión

o ¡No entre, tenga piedad de mí!

o Todo rostro me repatea los higadillos

o Yo no estoy nunca

o Maldito sea el que toque el timbre

o Yo no conozco a nadie

o Aviso: loco peligroso.

 

Qué listos son los rumanos (Cioran lo era). Pero todos los que nos apuntamos a estas filosofías amargas, crueles como bisturíes de hielo, solo hacemos mentirnos a nosotros mismos.

Seguramente por este año será la última vez que escriba “Te abrazo” y “Salud/saludos a los lectores”.

·Amplector Te·

·Lectori Salutem·

 

 e

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: