Volar al amanecer

 

 

Mis fotografías: amaneceres, casi siempre.

Ver salir el Sol todos los días y abrir los brazos para recibirlo

—amplector te—

es una cosa preciosa, romántica y simbólica.

Nunca hay dos amaneceres iguales.

Y siempre hay algo que se repite en todos ellos.

¿Cómo será el cerebro de una gaviota?

Si no chillaran, que animal más bello sería.

Los que convivimos con ellas sabemos de su elegancia de formas,

de su vuelo vertiginoso y perfecto

rodeadas en estos días por una masa de alegres golondrinas.

Envidio el vuelo de los pájaros y me fascina verlos como ascienden y bajan

en la columna inmensa de aire que hay delante de mi casa.

Hay jaulas con los barrotes de oro.

Y decisiones que deberían plasmarse en realidades.

Siempre que “Superman” vuela, golondrinas y gaviotas paralizan su aleteo llenas de admiración…

Y siempre, también, amanece al día siguiente.

Nadie es imprescindible.

 

·LECTORI SALUTEM·

 

 

Anuncios

2 comentarios to “Volar al amanecer”

  1. Miguel Says:

    Curiosas-preciosas fotos del amanecer
    Eres un privilegiado de poder contempolar estos amaneceres.¿Sabes cuanta gente no es capaz de ver ni uno solo
    porque estan durmiendo a esa hora ,por lo que sea…?
    Te animo para Que sigas disfrutando y exponiendo mas fotos de estos tus amaneceres.
    Creo
    que segun percibimos una de estas fantasticas visiones matutinas nos dice mucho de como va a ser nuestra vida en este dia, asi que yo procuro impregnarme de tanta belleza y recargarme de energias cada veZ que tengo esta magnifica ocasion delante del despertar del SOL

  2. Eurocopado Says:

    Buenas fotos. Diría que son nubes medias (altocúmulos).
    Curiosidad 1.- Lo que realmente me llama la atención es el perfil de las colinas del horizonte. Se intuye el monte San Antón. La curiosidad viene ahora: no se si sabes, y me tengo que refrescar la memoria porque el mapa está en casa de mis padres, que ese mismo perfil, esos lomos de suaves colinas, eran en su tiempo una cañada real para traslado de ganado. Puestos a no haber desfiladeros ó un río grande con un buen valle, la cañada ganaba altura a la vez que seguía un camino poco accidentado por las suaves ondulaciones de los cerros.
    Curiosidad 2.- Si tu tienes el amanecer, el atardecer es patrimonio mío (vacilada al canto). Pero como el fenómeno puede ser común al orto y al ocaso, te lo comento para que estés ojo avizor: la otra tarde ví un parhelio (bonito palabro). Fenómeno meteorológico consistente en que al atravesar el sol, cuando está cercano al horizonte, una capa de nubes altas, apenas perceptibles, su luz se difracta, refracta o el término correcto, con lo que aparecen dos falsos soles más, a derecha e izquierda del real y a la misma altura sobre el horizonte.
    Recogiendo la ropa (rompemos el romanticismo) miro el sol y lo veo rojizo por un lado, como si formase un halo al atravesar las nubes (justamente es lo que creí en ese momento que era, un halo). Me quedé mirándolo y se lo comenté a Irene. A los cinco minutos, miro otra vez y veo el sol en otro sitio. Antes estaba sobre el monte de la Tortuga, y ahora por encima de la Florida. ¿Algún cataclismo afectó al eje de la Tierra?. Bibliografía, rápido. Algo de eso me suena, el parhelio, los perros solares. A 22º del sol a izquierda y derecha, a la distancia aproximada de un palmo con el brazo extendido, bla bla bla. Exacto. El meñique en el monte de la Tortuga, y el pulgar en los edificios de la Florida.
    No tengo fotos, pero tampoco serían muy expectaculares, pues en ningún momento ví los soles a la vez.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s


A %d blogueros les gusta esto: